You are here

You are here

  • His Highness the Aga Khan introduces the 2014 Global Centre for Pluralism (GCP) Annual Lecture, to be delivered by Antonio Guterres. The mission of the GCP is to advance respect for diversity as a new global ethic and foundation for inclusive citizenship. Ottawa, Canada, 29 May 2014.
    GCP
El Jubileo de Diamante del Aga Khan marca 60 años de compromiso con la fe, el pluralismo y la mejora de la calidad de vida

La comunidad musulmana chií ismaelita se une a los asociados de la Aga Khan Development Network para celebrar la labor de Su Alteza en favor de la paz y el progreso

Gouvieux (Francia), 10 de julio de 2017. Mañana, 11 de julio de 2017, su alteza el Aga Khan celebra su Jubileo de Diamante, el 60.º aniversario de su ascensión al imanato como 49.º imán heredero —líder espiritual— de los chiíes ismaelitas de todo el mundo. Esta celebración internacional reunirá al conjunto de la comunidad ismaelita, los asociados de la Aga Khan Development Network (AKDN, Red de Desarrollo Aga Khan) y dirigentes de comunidades confesionales y gobiernos de más de 25 países. En esta fecha comienza un año de anuncios importantes del Aga Khan que promoverán el compromiso mundial con las alianzas basadas en los principios de la acción ética, la paz y el pluralismo.

A lo largo de los seis últimos decenios, el Aga Khan ha transformado la calidad de vida de millones de personas en todo el planeta. Su labor en los ámbitos de la salud, la educación, la revitalización cultural y el empoderamiento económico ha ido encaminada a estimular la aspiración a la excelencia y a mejorar las oportunidades y las condiciones de vida incluso en algunas de las regiones más remotas y problemáticas del mundo.

De acuerdo con la tradición ética del islam, los líderes religiosos, además de ser intérpretes de la fe, asumen la responsabilidad de contribuir a la calidad de vida de su comunidad y de las sociedades con las que conviven. En consecuencia, el Aga Khan ha consagrado su tiempo a abordar los problemas que apremian al mundo en desarrollo.

El Aga Khan y la comunidad chií ismaelita

El Aga Khan es descendiente directo del Profeta Mahoma —la paz sea con él— por línea de su primo y yerno Alí, el primer imán, y su esposa Fátima, la hija del Profeta. Hace 60 años que, con 20 años de edad, sucedió a su abuelo, el sultán Mahomed Shah Aga Khan, como imán de los musulmanes chiíes ismaelitas.

En la actualidad, su alteza el Aga Khan es cabeza visible de una comunidad mundial de alrededor de 15 millones de chiíes ismaelitas que se encuentran principalmente en Asia Meridional y Central, África, Oriente Medio, Europa, América del Norte y Extremo Oriente. La comunidad ismaelita, al igual que el conjunto del mundo musulmán, está compuesta por diversas culturas, lenguas y nacionalidades. Entre sus obligaciones como imán, el Aga Khan se encarga de la interpretación de la fe para su comunidad, y es responsable de las instituciones religiosas y de sus fieles en todo el planeta.

El Aga Khan y la AKDN

El Aga Khan, movido por los principios éticos de la fe y la responsabilidad heredada como imán de mejorar la calidad de vida de su comunidad y de las personas con quienes convive, se ha situado a la vanguardia de la innovación y el desarrollo durante sus 60 años de imanato. Es fundador y presidente de la Aga Khan Development Network, una de las redes de desarrollo más completas de todo el mundo hoy día. La AKDN desarrolla sus actividades en más de 30 países, principalmente en Asia Meridional y Central, África Oriental y Occidental, y Oriente Medio, y contribuye al empleo de más de 80 000 personas, lo que la convierte en una de las organizaciones de desarrollo más grandes del mundo.

La labor de la AKDN, inspirada en los principios éticos islámicos de la compasión y la responsabilidad de auxilio al necesitado, se orienta hacia el bien común de todos los ciudadanos, sin distinción de sexo, origen ni confesión. El ámbito de aplicación de los mandatos de las organizaciones que componen la AKDN es muy variado —de la salud a la educación, pasando por la arquitectura, las microfinanzas, la reducción del riesgo de desastres, el desarrollo de las zonas rurales, el impulso al sector privado y la revitalización de ciudades históricas— y todos ellos tienen en común que son catalizadores del desarrollo. En conjunto contribuyen a la construcción de una sociedad civil vibrante capaz de afrontar las necesidades de las poblaciones vulnerables.

La AKDN dedica un presupuesto de 925 millones de dólares estadounidenses al año a actividades de desarrollo social y cultural sin ánimo de lucro (un gasto que se ha triplicado a lo largo de los últimos diez años). La AKDN se encarga de más de 200 centros de atención sanitaria, dos universidades repartidas entre seis países, y 200 escuelas y programas de mejora escolar en algunas de las zonas más remotas y pobres del mundo en desarrollo.

Asimismo, la AKDN dirige más de 90 proyectos empresariales en economías que salen de un conflicto y de transición que permiten sentar las bases del crecimiento económico en los países correspondientes. Estas iniciativas, que abarcan desde un gran proyecto de energía hidroeléctrica en Uganda hasta una empresa de telefonía móvil en Afganistán, generan en la actualidad más de 4100 millones de dólares estadounidenses, y los excedentes derivados se vuelven a invertir en proyectos de desarrollo.

De acuerdo con la tradición de sus antepasados —que, con más de mil años de antigüedad, se remonta a la fundación de las primeras universidades e instituciones de enseñanza del mundo islámico por los imanes ismaelitas— el Aga Khan ha seguido recalcando la importancia de educar tanto a las mujeres como a los hombres, y ha establecido centros pedagógicos punteros en la práctica docente, el conocimiento y la investigación científica internacionales, como la Universidad Aga Khan (Aga Khan University) , la Universidad de Asia Central (University of Central Asia), y las Academias Aga Khan.

Cada año, entre muchas otras intervenciones, la AKDN ofrece atención sanitaria de calidad a cinco millones de personas, mejora la enseñanza de dos millones de estudiantes del nivel preescolar al universitario, genera electricidad para diez millones de personas, y ayuda a ocho millones a conseguir mayor seguridad alimentaria, aumentar los ingresos del hogar y mejorar su calidad de vida en general.

Conforme a la tradición, las celebraciones del Jubileo de Diamante del Aga Khan incluirán el lanzamiento de nuevos proyectos sociales, culturales y de desarrollo económico.

Entre las iniciativas y proyectos nuevos para países en desarrollo que se anunciarán o asignarán este año figuran programas coordinados con el objeto de aliviar la pobreza; proporcionar un mayor acceso a la financiación en favor de la educación, la salud y la vivienda; favorecer el desarrollo infantil temprano; y facilitar proyectos de infraestructura —fundamentalmente de agua, energía y telecomunicaciones—. Se destinarán recursos y capacidades adicionales a las instituciones de la AKDN, incluida la Universidad Aga Khan y la Universidad de Asia Central.

En opinión del Aga Khan, la diversidad debe ser motivo de inspiración, no de división, y el pluralismo representa un elemento indispensable en la construcción de sociedades pacíficas y prósperas. En 2006, el Aga Khan y el Gobierno de Canadá fundaron el Global Centre for Pluralism (Centro Mundial para el Pluralismo) en Ottawa, dedicado a los estudios de investigación y la promoción del conocimiento de los valores que sostienen las sociedades pluralistas e inclusivas.

El Aga Khan ha fomentado el diálogo y la colaboración entre las distintas comunidades confesionales y ha defendido con tesón la necesidad de mejorar el entendimiento del islam, destacando su papel como confesión reflexiva y espiritual cuya doctrina se basa en los valores de la compasión, la tolerancia y la defensa de la dignidad humana. Además, rechaza firmemente la noción del conflicto inevitable entre los pueblos, y califica la idea de «choque de ignorancias» más que de civilizaciones.

Como él mismo explica: «El mundo al que aspiramos no es un mundo en el que se han eliminado las diferencias, sino uno en el que estas constituyan una enorme fuerza positiva que nos permita generar formas nuevas de cooperación y cohesión, y construir juntos una vida mejor para todos».

El Jubileo de Diamante brinda una oportunidad de mejorar la comprensión —incluida la del islamismo y las civilizaciones musulmanas— y fomentar la colaboración entre los distintos pueblos y comunidades confesionales de todo el planeta.

El 11 de julio, el Aga Khan y los líderes de la comunidad ismaelita celebrarán esta ocasión histórica en un evento privado y, coincidiendo con este, tendrán lugar ceremonias por todo el mundo organizadas por la comunidad ismaelita. Si bien el carácter privado de la celebración impide su transmisión pública, se facilitará a los medios un comunicado de prensa, un reportaje en vídeo y fotografías de la jornada.

Las consultas de prensa deben dirigirse a:

Semin Abdulla
Director de Comunicaciones
Aga Khan Development Network
Aiglemont, 60270 Gouvieux, Francia
+33 3 44 58 40 00
Semin.Abdulla@akdn.org

Para obtener información adicional sobre el Jubileo de Diamante de su alteza el Aga Khan, visite http://www.akdn.org/commemoration-of-diamond-jubilee-of-his-highness-aga-khan

Para obtener información adicional sobre la Aga Khan Development Network (AKDN), consulte www.akdn.org

Para obtener información adicional sobre la comunidad ismaelita, visite www.theismaili.org